Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

La economía de Brasil se contrae un 3,6 % en 2016

Lunes 21 de agosto de 2017
Sectores

La economía de Brasil se contrae un 3,6 % en 2016

El gigante suramericano sigue encallado en la peor recesión que se haya visto en décadas.

Por:  HELOÍSA MENDOÇA | 

El Banco Central estima que Brasil crecerá un 0,49 % en el 2017, en una encuesta hecha a más de cien instituciones financieras.

Foto: Archivo

El Banco Central estima que Brasil crecerá un 0,49 % en el 2017, en una encuesta hecha a más de cien instituciones financieras.

0

compartidos

La ya de por sí mermada economía de este país se ha vuelto a contraer por tercer año consecutivo, según los índices del producto interno bruto (PIB) que el Instituto de Geografía y Estadística publicó el martes. La primera potencia latinoamericana cayó un 3,6 % en 2016, un retroceso similar al de 2015, cuando bajó un 3,8 %.

La caída ha sido generalizada, como lo temían los analistas, que leen los datos como un agobiante relato de causa y efecto: el sector agropecuario se redujo 6,6 %; la industria, 3,8 %, y el de los servicios, 2,7 %.

Esto mientras las familias brasileñas, las principales víctimas de estos datos y del paro que todavía asola a 12 millones de personas, intentan gastar cada vez menos.

El consumo ha vuelto a bajar, como lleva haciéndolo los últimos ocho trimestres, un 4,2 % esta vez, aún más que el 3,9 % que ya había bajado entre 2014 y 2015.

Con la demanda en vacas flacas, la oferta se ha desplomado, según el índice empleado para medir las inversiones: es un 10,2 % menor que el año pasado.

Aun así, sumando todos los bienes y servicios facturados en el país, la economía brasileña sigue siendo un gigante de unos 6,26 billones de reales (dos mil billones de dólares).

Un titán que intenta salir del fango con dos pesos en las piernas: una tasa de inversión más baja que el año pasado (del 16,4 %) en una y unas exportaciones que crecieron solo un 1,9 % en la otra.

“La caída es la mayor desde 1948”, ha admitido en una rueda de prensa una representante del instituto que ha divulgado las cifras.

Sí que ha habido años con retracciones mayores, pero sumar un 7,2 % en dos años es algo prácticamente inédito. El instituto le hace seguimiento a la economía brasileña desde 1947.

Así y todo, hay motivos para la esperanza. En el cuarto trimestre, todas las cifras son mejores: el sector agropecuario sube un 1 % con respecto al último trimestre de 2015 y las caídas de la industria y los servicios se suavizan, a un 0,7 y un 0,8 %, respectivamente.

Otros indicadores: la inflación está por debajo de lo esperado, el Banco Central ha reducido los tipos de interés, con lo cual las inversiones en Brasil son más atractivas que antes. El precio de las materias primas ha aumentado.

HELOÍSA MENDOÇA
Ediciones EL PAÍS, SL 2017

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Siguiente

Patronal mundial del auto alerta de 'amenazas' al libre comercio

Publicidad

Publicidad