Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Cuatro claves para que su perro le obedezca

Viernes 26 de mayo de 2017
Gente

Cuatro claves para que su perro le obedezca

Usted necesita de disciplina y paciencia si quiere enseñarle algo a su perro.

Por:  VIDA | 

Para que un perro aprenda una orden hay que hacer sesiones cortas y repetitivas.

Foto: 123rf

Para que un perro aprenda una orden hay que hacer sesiones cortas y repetitivas.

0

compartidos

Si usted quiere que su perro sea obediente y educado, empiece por revestirse de paciencia y ser más disciplinado de lo que espera que sea su animal de compañía.

Para que aprenda hay que ser constantes y repetitivos a fin de que interiorice los comportamientos que queremos que asuma, como sentarse, saludar, caminar al lado, no botarse a saludar, etc.

Según la médica veterinaria y etóloga Carolina Alaguna, asesora del programa Adóptame de Pedigree, a partir de los tres meses y medio de nacidos se puede comenzar a educar a un perro.

Los comestibles son aliados en este proceso. “Lo primero que debemos hacer es que la comida tenga valor porque con ella vamos a premiar comportamientos que necesitamos que aprenda”, dice la experta.

De hecho, cuando se le dé su ración diaria, que esta esté precedida de una orden como ‘sentarse’ para que lo sienta como un premio.

Motivación

Cuando le estamos enseñando al perro algo, tiene que estar motivado. Por eso, los castigos no son lo más recomendado, es mejor utilizar refuerzos positivos, que son premios: darle algo que le guste, ya sea de comer o una caricia, un ratico de juego, un juguete. Todas las conductas que deseamos que aprendan deben estar reforzadas con un premio, que a la vez lo mantiene motivado. Si lo vamos a premiar con comida, que sea un ‘snack’ o trozo pequeño para evitar que se engorde, y debe estar aprobado por su médico veterinario.

Disciplina

Disciplina, constancia y consistencia van de la mano cuando queremos enseñarle algo a nuestro perro. Por ejemplo, si queremos que no se suba al sofá, no hay que permitírselo ni una sola vez, y en esto tienen que colaborar todos los miembros de la casa y visitantes. No sirve que durante una semana obedezca y un domingo se lo permitamos, no se puede ser permisivos. Esas órdenes hay que incluirlas en la rutina diaria.

Una orden a la vez

Para que el perro aprenda, hay que enseñarle una cosa a la vez. Si está aprendiendo la orden de sentarse, no hay que comenzar con la de acostarse, por ejemplo. Con sesiones cortas (de cinco a diez minutos) y repetitivas es más fácil que fije el comportamiento que queremos que asuma. Si el perro se aburre, lo perdemos y hay que volver a empezar con la motivación. Dé una orden a la vez. Cuando ya sepa sentarse o acostarse, siga con otra.

Premiar en el momento justo

Si le estamos enseñando a acostarse o a sentarse para ponerle la correa, debemos premiarlo en ese instante, justo cuando esté en esa posición para que entienda que eso es lo que queremos que haga, que lo premiamos por obedecer. Si le estamos enseñado a que no salte en dos patas cuando llegamos, no hay que acariciarlo ni consentirlo ni prestarle atención hasta que se calme; cuando lo logre, se le premia por ese comportamiento, que es el que queremos.

VIDA

Publicidad

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Qué tiene la "cajita feliz" para todos los bebes de Finlandia

Siguiente

Póngale un poco de sal al chocolate

Publicidad

Publicidad