Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

'La mujer colombiana ahora es más segura': Purificación García

Domingo 24 de septiembre de 2017
Gente

'La mujer colombiana ahora es más segura': Purificación García

La diseñadora abrió su tienda en Bogotá. Los textiles y el color les dan fuerza a sus colecciones.

Por:  NATALIA DÍAZ BROCHET | 

Purificación García lleva 30 años en la moda.

Foto: Juan Manuel Vargas / EL TIEMPO

Purificación García lleva 30 años en la moda.

0

compartidos

El haber crecido en Uruguay hizo a Purificación García más latinoamericana que si hubiera nacido en este lado del mundo y no en España. Por eso, cada vez que abre una tienda en el continente se siente como en su casa.

Así ha sido por estos días; vino a Bogotá a inaugurar su segunda tienda. En el 2013 abrió la primera en Barranquilla y ahora, una en el centro comercial Colina, con su línea para mujeres, hombres y los complementos: bolsos, monederos, zapatos, gafas.

“Traer mis diseños, mis colecciones es como devolverle a Latinoamérica un poco de los que me dio; me siento muy agradecida con esta región”, comenta horas antes de asistir al evento inaugural.

Le encanta lo amables y acogedores que somos los latinoamericanos. “Tienen una cosa que no tiene el europeo: son abiertos; puedes ir a su casa sin cita previa, y te reciben con los brazos abiertos. Eso no se encuentra en Europa. Son personas más expresivas, más enérgicas, y eso siempre me marcó”.

Venir por acá le ha hecho notar el cambio de la mujer latina. “Y más la colombiana, me fascina porque tiene un sentido de la estética y la belleza importante. Ha sabido, con el tiempo, tener mucha más seguridad en sí misma, ha dejado de lado ese machismo que en su momento podía ser perjudicial porque no la dejaba respirar. Ahora es muy destacada a nivel profesional, ha progresado un montón”, comenta.

Por eso siente que su marca y la mujer colombiana encajan muy bien. “Diseño para una mujer que es inteligente, profesional, inquieta, independiente; que no se conforma, que siempre va un paso más adelante, que no es perfecta, pero que sabe cómo convivir con esas imperfecciones”.

Pensando en ella crea colecciones 24 horas, para todos los momentos del día y ocasiones de uso. “Que pueda salir de su casa en la mañana para el trabajo con un vestido, y que por la noche ese mismo traje le sirva para otro evento con un toque diferente gracias a un accesorio, un sombrero, unos zapatos dorados o de tacón que llevaba en la cartera”.

Purificación quiere ayudar a que el armario de las mujeres no sea aburrido, que cuando se levanten no le produzca agobio pensar qué se van a poner. “Que sea un armario fácil, que fluya, en el que puedas coordinar prendas y que, sobre todo, puedas amortizar la relación precio-calidad, usándola mucho tiempo, porque son prendas atemporales, hechas con muy buenos materiales”.

Precisamente, elegir las telas y pensar en los colores es la parte que más le gusta a esta española a la hora de crear sus colecciones, labor en la que le ayuda un gran equipo de trabajo. “Todos estos años de profesión he estudiado mucho los tejidos y el color. Hay diseñadores que comienzan con un dibujo y luego eligen la tela. Yo empiezo con la selección de las telas y el volumen que pueden dar. No es lo mismo un neopreno que una organza”.

Luego viene un intenso estudio del color “porque no hay un solo verde o un solo rojo, hay muchos tonos de cada uno”. Y no para ahí, también se preocupa por estudiar el momento social y hasta piensa a fondo en el clima, para poder entregar prendas que satisfagan las necesidades de tantos países y tan diversos culturalmente, donde se encuentra su marca.

“Por ejemplo, si va a haber una temporada de lluvia, hay que hacer más gabardinas; si es una época de bodas, pues hay que pensar en hacer un poco más de trajes de noche”.

Mucho arte

Ese gusto por el color tal vez es parte de lo que acerca a Purificación García al arte. Asiste a ferias como Art Basel, en Miami, y se deja seducir por las obras. Reconoce que no sabe mucho de artistas ni de historia del arte: “Lo mío es más intuitivo, de sensibilidad. Si algo me gusta mucho, pues ahí sí ya me asesoro, pregunto por el artista y por el valor que tiene”.

Sin embargo, le gusta trabajar con artistas. Con Nico Munuera crearon una colección en el 2014 en la que él pintó unos lienzos que fueron punto de partida para hacer las telas que usó Purificación.

Sofía Táboas. Alicia Framis, Swetlana Heger, Carlos Maciá, Rodrigo Pintos, entre otros artistas, también han sido cómplices para creaciones conjuntas que no siempre tienen que ser prendas. Pueden surgir una instalación o unas fotografías.

Y es la fotografía otra de sus pasiones, la sigue y apoya el talento detrás de la cámara. Hace 12 años creó un premio para impulsar la carrera de quienes están comenzando. Una forma de agradecer: “La fotografía es un arte menos apreciado que la escultura o pintura, y pensé: por qué no darle a la fotografía todo lo que me ha dado a mí, porque gracias a ella es como se han conocido mis campañas, mis colecciones”.

NATALIA DÍAZ BROCHET
Editora de EL TIEMPO

Publicidad

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Mecanos para armar y aprender

Publicidad

Publicidad